Skip to content Skip to left sidebar Skip to footer

Día: 29 octubre 2019

Cita en El Pasaje del Terror

En Halloween, El Pasaje del Terror es la prueba de los valientes.

En el caso de Torres de la Alameda, el miedo este 31 de octubre tiene un nombre: ‘It’.

A la película de terror con ese título está dedicado este año El Pasaje del Terror, una criatura de la Comisión de Festejos que podrá descubrirse por el precio de un euro.

Desvelado el tributo cinematográfico, debe esperarse, como poco, a un payaso asesino en la Plaza de Toros, el lugar donde tendrá lugar el evento.

Allí se desplegará, entre las nueve y las doce de la noche, un recorrido para no repetir, si es que la treintena de personas caracterizadas e involucradas para asustar en el interior de la Plaza de Toros hacen bien su trabajo.

En ese sentido, y por el éxito cosechado por el evento en años anteriores, es obligatorio el cumplimiento de una serie de normas por los visitantes, además de seguir la recomendación de no exponer a la experiencia a los más pequeños.

Nuevo punto de recogida de bombillas

Desde esta semana, el Ayuntamiento alberga en su interior un contenedor para la recogida de bombillas y fluorescentes.

La instalación, situada a la entrada del Consistorio, cuenta con un depósito diferenciado para los diferentes tipos de luminarias, de cara a su posterior reciclaje.

A excepción de las bombillas incandescentes tradicionales, que no pueden reciclarse, en el nuevo contenedor son bienvenidas las bombillas de bajo consumo, los fluorescentes, las lámparas de descarga y los leds.

Con la iniciativa, el Ayuntamiento pretende consolidar el hábito del reciclaje de luminarias entre los ciudadanos y evitar que los elementos de las mismas que contienen en su interior pequeñas cantidades de mercurio puedan contaminar el medio ambiente.

En lo que respecta al mercurio, una vez que ha alcanzado el agua o el suelo, puede convertirse en metilmercurio, una sustancia rápidamente absorbible por la mayoría de los organismos y que daña el sistema nervioso.

Además del Ayuntamiento, otros lugares en el municipio para la recogida de bombillas son el Punto Limpio y algunos comercios.

En concreto, lideran la iniciativa negocios como la ferretería Palomino (calle Federico García Lorca, 24) y el supermercado Ahorramas (calle Baños, 22), que dispone de un contenedor para la recogida únicamente bombillas de bajo consumo y leds.

Planes para este jueves

Con nocturnidad y alevosía, el Ayuntamiento ha preparado una programación de espanto para celebrar Halloween.

Los más jóvenes podrán empezar a degustar la jornada en El Rincón, preparando juntos una merienda en la que no faltarán exquisiteces como los cerebros golosos.

Y tras reponer fuerzas, el siguiente plan podría ser dirigirse a la antigua Casa de Niños.

Allí aguarda el reto de superar una Escape Room monstruosa, ambientada en la serie ‘Strager Things’.

De forma paralela, podrá descubrirse en la Plaza de Toros la nueva edición del Pasaje del Terror, una criatura de la Comisión de Festejos inspirada este año en la película de terror ‘It’.

Las bromas macabras continuarán durante la madruga en locales como el Urban Sports, que acogerá una fiesta con la actuación de DJ’s y en la que se espera recalen numerosos humanos vestidos con sus mejores gala durante la noche por excelencia dedicada a las brujas, los vampiros y los zombis.

Nuevo punto de recogida de bombillas

Desde esta semana, el Ayuntamiento alberga en su interior un contenedor para la recogida de bombillas y fluorescentes.

La instalación, situada a la entrada del Consistorio, cuenta con un depósito diferenciado para los diferentes tipos de luminarias, de cara a su posterior reciclaje.

A excepción de las bombillas incandescentes tradicionales, que no pueden reciclarse, en el nuevo contenedor son bienvenidas las bombillas de bajo consumo, los fluorescentes, las lámparas de descarga y los leds.

Con la iniciativa, el Ayuntamiento pretende consolidar el hábito del reciclaje de luminarias entre los ciudadanos y evitar que los elementos de las mismas que contienen en su interior pequeñas cantidades de mercurio puedan contaminar el medio ambiente.

En lo que respecta al mercurio, una vez que ha alcanzado el agua o el suelo, puede convertirse en metilmercurio, una sustancia rápidamente absorbible por la mayoría de los organismos y que daña el sistema nervioso.

Además del Ayuntamiento, otros lugares en el municipio para la recogida de bombillas son el Punto Limpio y algunos comercios.

En concreto, lideran la iniciativa negocios como la ferretería Palomino (calle Federico García Lorca, 24) y el supermercado Ahorramas (calle Baños, 22), que dispone de un contenedor para la recogida únicamente bombillas de bajo consumo y leds.