Skip to content Skip to footer

Evita el marrón, no es barata la sanción con esta campaña el Ayuntamiento quiere concienciar a las personas propietarias de perros de la obligación de recoger los excrementos de sus mascotas por los problemas de salubridad y estética que originan en el municipio.

Se trata de fomentar una actitud responsable por parte de los propietarios de perros para que sean conscientes de la obligación que tienen de recoger las heces de su mascota de cualquier espacio público.

La no recogida de los excrementos caninos puede suponer problemas sanitarios por el peligro potencial de contagio de enfermedades, puede ocasionar caídas y deslizamientos a los ciudadanos, además de generar problemas higiénicos y estéticos, dañando la imagen del pueblo.

La Ordenanza Reguladora de la limpieza de espacios públicos y gestión de residuos del Ayuntamiento, establece en su artículo 59.4 que las deposiciones o evacuaciones de animales domésticos en la vía pública o espacios públicos serán sancionadas con una multa de 60€.